Saltear al contenido principal

No te quedes, te vas a morir

Porque lo malo no es morirse. Lo malo es morirse mientras sigues vivo, lo horrible es llegar a ese último instante arrepintiéndote de la vida que has tenido, o de la que querías y no tuviste, porque ni siquiera te…

Quiero seguir leyendo...
Volver arriba